El Congreso aprueba la ley que limita a 1.000 euros los pagos en efectivo

El Congreso aprueba definitivamente la Ley contra el fraude fiscal que introduce importantes modificaciones en el ámbito tributario.

El pasado mes se aprobó el Proyecto de  Ley de Medidas de Prevención y Lucha Contra el Fraude Fiscal. Esta nueva ley con entrada en vigor desde el 11 de julio busca incorporar medidas para combatir el fraude tributario ligado a las nuevas tecnologías.

Además, quiere perseguir los comportamientos inadecuados de las grandes empresas y contribuirá a evitar la planificación fiscal abusiva.

El proyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal que, entre otras medidas, reduce de 2.500 a 1.000 euros los pagos en efectivo; cualquier operación que supere este importe será motivo de inspección.

Algunas novedades incorporadas en la nueva ley de lucha contra el fraude son las siguientes:

Software de doble uso

La ley introduce por primera vez la prohibición del denominado software de doble uso. En concreto, la norma impide la producción, la tenencia o el uso de sistemas y aplicaciones informáticas de gestión contable que consiguen manipular y falsear la contabilidad de las empresas, con el objetivo de ocultar a ojos de la Administración Tributaria una parte de su facturación y así rebajar la factura fiscal.

La norma exige que los sistemas electrónicos utilizados en la contabilidad o la gestión empresarial se ajusten a unos requisitos que garanticen la integridad, conservación, trazabilidad e inalterabilidad de los registros de las operaciones.

Criptomonedas

Se refuerza el control sobre las criptomonedas, de forma que los contribuyentes españoles tendrán que informar de los saldos y titulares de las cuentas tanto en territorio nacional como en el exterior, así como de las operaciones de adquisición, transmisión, permuta, transferencia, cobros y pagos.

Será obligatorio informar en el modelo 720 de declaraciones de bienes y derechos en el exterior sobre la posesión de criptodivisas en el extranjero.

Lista de morosos y paraísos

La nueva ley baja de un millón a 600.000 euros de deuda con Hacienda el umbral para aparecer en la lista de morosos.

Además, amplía el concepto de paraíso fiscal para permitir la inclusión de jurisdicciones no cooperantes.

También se prohíben las amnistías tributarias que en el pasado sirvieron para regularizar patrimonios no declarados en condiciones más ventajosas que si hubieran tributado de manera habitual y normal.

Modificaciones del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

Asimismo, se modifica la base imponible del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, como en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, sustituyendo el concepto de valor real por el de “valor de los bienes y derechos”, considerándose que este último, salvo reglas especiales, se considerará que es el “valor de mercado”.

No obstante, si el valor declarado por los interesados es superior al valor de mercado, esa magnitud se tomará como base imponible.

Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE)

Por otro lado, respecto del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), se actualizan las referencias normativas para considerar un grupo de sociedades y se aclara que la regla para calcular el importe neto de la cifra de negocios se deberá aplicar con independencia de la obligación de consolidación contable.

Inspecciones

Por último, la nueva ley contra el fraude ofrece nuevos poderes a los inspectores de Hacienda respecto a las autorizaciones judiciales que deben solicitar antes de registrar el domicilio de un contribuyente.

Conocer el Proyecto de  Ley de Medidas de Prevención y Lucha Contra el Fraude Fiscal a fondo podría ahorrarnos más de un disgusto en el futuro.

Recuerda que en Bufete Financiero y Fiscal estamos a tu disposición para darte más información y ayudarte a cumplir con tus obligaciones. Puedes contactar con nosotros usando el formulario web, el teléfono 950 251 300 o a través de nuestro correo, info@bufetefiscal.net. Te mantendremos alerta respecto al vencimiento de plazos y presentaciones de documentación en nuestras redes sociales: FacebookLinkedIn y Twitter