Cierre fiscal 2015: las ventajas de una buena planificación

Bufete Financiero y Fiscal pone a tu disposición toda su experiencia para que el cierre fiscal en 2015 no sea un quebradero de cabeza para tu empresa.

Ahora es el momento repasar la normativa para el cierre fiscal contable del ejercicio 2015, aprovechando las opciones que ofrecen los distintos impuestos, en especial el Impuesto sobre Sociedades, el IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio para empresarios y profesionales.

Una buena contabilidad sirve de apoyo en la toma de determinadas decisiones y desde BFF nos ocupamos de forma integral de todas las necesidades que tenga tu compañía en ese ámbito.

Es momento de planificar el cierre fiscal de 2015

Es momento de planificar el cierre fiscal de 2015

En el último trimestre del año es muy recomendable realizar una estimación de la liquidación de estos Impuestos antes del cierre del ejercicio, pues nos permitirá obtener una información aproximada de cuál será la factura fiscal del ejercicio en curso, y así tener la capacidad de poder actuar, optimizando la tributación del mismo antes de que se produzca su devengo el 31 de diciembre.

Hay muchas decisiones que se pueden tomar en este sentido, como cuándo constituir una sociedad, qué razón social elegir, cuándo realizar contrataciones de personal o reestructuraciones de plantilla, dónde ubicar el negocio, etc.

En BFF somos especialistas en asesoramiento fiscal, contable y laboral desde hace años y por eso sabemos que una buena planificación puede minimizar lícitamente el coste impositivo y diferir el momento del pago de impuestos en cada cierre fiscal.

Otros aspectos que considerar son el momento de hacer determinadas inversiones o cuándo realizar gastos de cierta envergadura, o incluso la forma en la que éstos se realizan. Por ejemplo: podemos comprar un vehículo con fondos de la empresa, pedir un préstamo, formalizar un leasing o hacer un renting y el tratamiento fiscal será diferente en función del caso.

Una revisión de la contabilidad adecuadamente planificada debe permitir detectar errores y malas prácticas, realizar previsiones y tomar decisiones basadas en una información consistente, entre las que destacamos la recuperación del IVA de los impagos o formalización o no de operaciones de venta, aplicación de incentivos fiscales, opciones fiscales como los regímenes especiales de IVA o la tributación en régimen de grupos, análisis de posibles desequilibrios patrimoniales, que pueden tener graves consecuencias.

En definitiva, es necesario saber dónde estamos y -lo que es más importante- qué consecuencias va a tener en nuestra actual posición. Ahora es el momento adecuado para detectar errores y malas prácticas contables, de adelantar acontecimientos de cara al cierre y de elaborar previsiones de impuestos.

Bufete Financiero y Fiscal, siempre a tu disposición.